miércoles, 25 de septiembre de 2019

Tarta de fresas con nata

Hola gourmetill@s!!!!!!
Soy lo peor, lo sé, llevo un montonazo de tiempo sin aparecer por aquí, buf lo siento !!!!!!!!
La verdad que no he tenido apenas tiempo de na.
Después de unos años al pie del cañón ahora que estoy de baja tras una operación, que ya os comentaré más adelante, voy a aprovechar mi tiempo de convalecencia para ponerme al día con las tareas jejejeje.
Hoy os voy a sobornar con una tarta espectacular, espectacularmente rica y, sobre todo, espectacularmente sencilla. Apenas lleva ingredientes y es bastante rápida de elaborar. Es la típica tarta con la que quedas magnificamente y que no conlleva un trabajo excesivo.
Que tal si nos ponemos manos a la obra???
Manos a la obra!!!!!





Ingredientes:

  • 2 láminas de hojaldre ( en mi caso es hojaldre comprado fresco, pero podéis utilizar el congelado o el casero)
  • 1/2 kg de fresas limpias
  • 1/2 L nata para montar
  • 150gr azúcar


Elaboración:
Para ello vamos a precalentar el horno a 180º lo primero de todo.
En segundo lugar podemos extender las láminas de hojaldre sin añadir nada más que huevo en una de la láminas para que coja colorcito. En mi caso, he hecho hojaldre caramelizado, para ello extenderemos el hojaldre espolvoreado de azúcar, es decir, en vez de espolvorear harina lo haremos con azúcar.
Una vez listo nuestro hojaldre, lo colocaremos en una bandeja de horno con papel vegetal para que no se nos pegue y lo meteremos en el horno para cocinarlo. Horneamos a 180º durante unos 10-15 minutos hasta que de dore bien, el tiempo de cocción depende del grosor de nuestras láminas de hojaldre, del tipo de horno, etc.
Mientras se hornea el hojaldre lavaremos las fresas y las quitaremos las hojas, a continuación guardaremos 4-5 para decorar y las demás las laminaremos.
Montamos la nata bien fría, cuando la tengamos medio montada añadiremos el azúcar y terminaremos de montar. Un TatiConsejo: si hace mucho calor o si la tarta la vamos a tener un tiempo algo más prolongado sin consumirse, os aconsejo que en el momento que vayamos a agregar el azúcar le pondremos unas cucharadas de queso philadelphia, esto es para que la nata tenga más cuerpo y aguante más.
Cuando tengamos todo pasaremos al montaje de la tarta.
Con el hojaldre ya frío, lo colocaremos en un plato o bandeja de presentación. Meteremos la nata en una manga, yo he utilizado una boquilla estrellada abierta.
Haremos líneas sobre el hojaldre cubriendo la superficie y vamos a ir añadiendo las fresas laminadas. Si os gusta mucho la nata podéis hacer otra capa de nata encima de las fresas, yo solo puse una capa.
Después vamos a colocar la lamina de hojaldre que habíamos pintado con huevo. Con la manga le haremos unos rosetones en las esquinas del hojaldre, para ello trazaremos círculos de dentro hacia fuera, después haremos una especie de ola en los extremos. Si escogéis boquilla redonda abierta le podéis poner pompones por los bordes. En el centro de la lámina haremos un par de rosetones. Cogeremos nuestras fresas guardadas y con la ayuda de un cuchillo laminaremos pero no hasta el fondo, dejaremos una especie de base y separaremos las laminas formando una flor con las fresas.
También podéis dejarlas enteras.
El tema de la decoración es subjetiva, utilizar la manera que mejor os venga o que más sencillo os resulte.
Pues como veis, es una tarta muy sencilla y sobretodo rápida de hacer.
Las fresas las podemos cambiar por otra fruta, como kiwi por ejemplo, melocotón en almibar, etc.

Síguenos en las redes Sociales, nos encontraras en Twitter, Instagram, Facebook y Google +

Que aproveche!!!!





No hay comentarios:

Publicar un comentario