sábado, 17 de octubre de 2015

Crema de espinacas

Hello!!!
Buenas noches!!! Por fin Sabado!!!!! iba a subir antes la receta pero entre hacer la compra, recogerla, ya sabeis modo maruja en estado pleno jeje y se me a ido el tiempo volando jujujuju.
La receta que traemos es muy sencilla y es una de mis favoritas, la verdad que desde que me independicé no la habia comida y el otro dia me levanté con ganas de ella, aunque le e hecho una variante que espero que os guste.
Pues nada no me entretengo más, manos a la obra!!!!!!
Ingredientes:

  • 500 gr espinacas frescas
  • 65 gr mantequilla
  • 65 gr harina
  • 1l leche
  • 1 diente ajo
  • pimienta negra y sal
  • Queso rallado

Elaboración:
Yo suelo coger las espinacas que ya vienen en bolsa limpias, sino las las lavamos bien, tambien podeis usar congeladas. Reservamos unas hojas de espinacas siempre y cuando sean frescas y al ser posible que estén bien secas.Pelamos y picamos el diente de ajo bien pequeño y lo pochamos con un chorrito de aceite de oliva, a continuación sofreimos las espinacas para que cojan bien de sabor y dejamos hacerse a fuego lento.
En una cazuela ponemos a calentar la leche, dato importante para hacer una bechamel, ya que ayudará a que no aparezcan grumos. En otra cazuela o sartén ponemos la mantequilla a derretir, cuando lo esté agregamos la harina y con la ayuda de una espátula removeremos bien hasta obtener una textura como si fuese pomada, dejamos cocer un par de minutos sin dejar dorar demasiado la harina ya que le daría un sabor y color nada agradable.Cuando lo tengamos, vamos incorporando la leche hirviendo poco a poco, removiendo bien cada vez que añadamos más leche, lo mejor es ayudarnos de una varilla. Una vez hallamos agregamos toda la leche, salpimentamos y dejamos cocer unos 10 minutos, removiendo continuamente para que no se nos pegue. A continuación añadimos las espinacas y batimos , yo no lo suelo batir mucho porque también me gusta notar un poco las espinacas pero eso ya a gustos.
Con el queso como veis en las fotos he hecho un crujiente, como ya explique anteriormente en otro post, en una bandeja de horno la cubrimos de papel vegetal, espolvoreamos con queso rallado. Horneamos hasta que estén dorados, dejamos enfriar y listos!!
Las hojas de espinacas que teniamos reservadas las vamos a freir, lo que nos dará una textura cristalizada, las freimos en aceite caliente, vuelta y vuelta, sin dejar que dore mucho, las sacamos y dejamos secar bien en papel absorbente, antes de usar sazonar un poco .
Son recetas sencillimas pero geniales, mi propuesta para presentar este plato es ponerlo en una copa y le damos unos toques crujientes con el queso y las espinacas cristalizadas, resultado: IMPRESIONANTE!!!!!! es un plato redondo hasta para los que no les gusta las verduras jejeje
Os animos a probarlo enserio
Pues nada espero que os guste
Que aproveche!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario